Quince minutos de terror

En quince minutos, como si se tratará de aficionados, Millonarios perdió la ventaja conseguida en el primer tiempo y el partido. Alianza Petrolera ganó 3-2 a los embajadores y los dejó al borde de una crisis mayor si no consigue mejorar y ganarle a Junior  el próximo domingo en el Campín.

Millonarios salió el primer tiempo a tener el balón, pero progresando hacia el arco del rival. Eliser por izquierda, jugando más para el equipo y por derecha Román siendo incisivo, permanentemente apoyaban las acciones de ataque. A los 32 minutos, Marrugo cortó hacia adentro con un pase a Román, para que la cediera a Carrilo que de primera, con gran clase, la asegura al palo izquierdo del portero local. GIOLAZO.

Luego, vendría el conjunto de horrores defensivos, de manejo del balón y desconcentración. En un tibio rechazo de varios jugadores, un rebote es aprovechado para tirar un centro al área que en ultima instancia es rechazado por Cadavid con mano, para dar lugar al penal que cobraría Cesar Arias. El desorden y nervios se apoderaron de todos los jugadores, saliendo de posición y dejando al equipo pagando, como Marrugo en la jugada del segundo gol. Matías y Ramiro Sánchez se encargaron de poner la cereza al pastel de los errores. Acto seguido Banguero, Cadavid  no logran controlar a Balanta y otra vez Matías de los Santos pierde el mano a mano, para al final cometer un penal bobísimo.

Barreto, de poco aporte, cobraría un tiro libre para que Carrillo de cabeza descontara y pusiera cifras concretas. Al minuto 75 Alianza Petrolera se quedó con un hombre menos y ni así Millonarios logró crear verdadero peligro en el arco rival. El vértigo, las ganas y su propia vergüenza deportiva empujaron, pero sin lo más importante para romper un cerco defensivo: buen fútbol.

Semana complicada para los jugadores y Miguel Ángel Russo. No pueden seguir sin ganar en el torneo local y no es bueno llegar a las series de las copas con la crisis a cuestas. A renacer de los errores y encontrar el funcionamiento adecuado. los 15 minutos de terror en Barrancaberneja fueron vergonzosos.

@maugor

Deje una respuesta