Agridulce comienzo

Con empate terminó el primer partido de Millonarios en la Conmebol Bridgestone Libertadores. Cero a cero, con pocas opciones de gol, muchas ganas y dominio alterno de los clubes.

En el primer tiempo los embajadores juraron más. Ahogaron a los brasileños desde el primer cuarto de campo rival y se abrieron las bandas constantemente. Sin embargo, solo hasta el final del primer tiempo, Millonarios llego con opciones claras en los pies y cabeza de Huérfano y Ayron Del Valle, respectivamente.

Para el comienzo del segundo tiempo, Huérfano botó la opción más clara para Millos. Taco de Silva que lo dejó solo frente al arco y desperdició increíblemente. Luego fue un solo del “Timao” que hasta estrelló un balón en el travesaño por medio de Henriquez.

Había que ganar de local. Sí, se le plantó cara al campeón de los penta campeones del mundo, pero debimos haber liquidado en el primer tiempo y no perder la cabeza, como sucedió después de la jugada de Huérfano, para empezar ganando. Obligado Millonarios a no perder en Brasil o Argentina, no hay de otra.

Deje una respuesta