Ya no basta la garra

Millonarios sigue jugando como cuando no tenía más remedio, como cuando no tenía variantes, como cuando no tenía un mediocampo de lujo. Seguimos jugando a guerrearla, no a crear, y el problema es que ya todos los equipos saben cómo desesperarnos para que no juguemos con el estilo que debemos, sino para que busquemos el choque.

Es cierto que la entrega es algo que no se le puede refutar a esta nómina, pero Millonarios no puede hacer el desgaste de energía por gastar y pelear. Ya es hora que nos miremos como un equipo que debe jugar lindo y ser efectivo con su juego, porque si aun con los jugadores para crear y ser vertiginosos, preferimos la estrategia kamikaze de darle la pelota a los extremos, rezar que logren un buen desborde y que el centro llegue a una cabeza azul, entonces el problema está en la mentalidad.

Como el sistema no juega para los jugadores, se les ve en un nivel muy pobre, nada que se puede engrasar la máquina. Cuando se viene un duelo muy importante en ese gran objetivo que es la Suramericana, y ahora que la liga se nos pone cuesta arriba, es mejor ir escogiendo que queremos y que podemos pelear. Y es verdad con la nómina que tenemos no deberíamos estar haciendo elecciones y menos a estas alturas del paseo.

Mejor ir definiendo qué es lo que queremos y estamos dispuesto a cambiar por eso que deseamos. En este momento lo primordial es posicionarnos a nivel internacional y en lo que deberíamos concentrarnos es en eso, porque para la Liga habría que hacer ya un desgaste importante, que nos puede costar todo. Ver a Cadavid casi jugando de nueve dice dos cosas, que lo que tenemos es en efecto un líder pero que la crisis de los jugadores de arriba es muy aguda, incluso visible para sus mismos compañeros, ya no es algo que solo vemos los quisquillosos de la tribuna.

Nos aplicamos y empezamos a jugar para el momento y los jugadores que tenemos o vemos como el fútbol nos expulsa por cometer el pecado de menospreciarlo. Combinando esa garra y ese corazón, con una buena técnica, nadie nos para, pero hay que creernos el cuento que tenemos una buena nómina, por lo menos la mejor en unos 15 años, pero ya marcada con una de las peores campañas de local.

Miguel querido: ya es hora de entender que el sistema solo nos está ahogando, le da la vida al rival porque sabe que solo tiene que tapar las bandas porque nosotros mismos nos encargamos de perder la pelota y cometer errores tontos en defensa, tenemos jugadores como Marrugo para crear y no para guerrear.

No se ve el trabajo en los entrenamientos y, en cuanto al físico, nos está afectando la doble competencia muy temprano. Todavía estamos a tiempo de recomponer y girar el mástil hacia un mejor puerto, la hinchada ya se está cansando de ver solo jugadores que sudan la camiseta, necesitamos unos que la hagan todavía más grande.

@Cadosch12

 

Deje una respuesta