Valentía y corazón

Poder vivir, sentir, leer y ver la emoción desbordada que genera el regreso de Millonarios fue sublime. No es un secreto que son condiciones completamente distintas a lo que estábamos acostumbrados, sin poder reunirnos con muchas personas, sin poder salir a algún sitio a ver el partido y, sin embargo, la emoción nos invadió a todos durante el día.

Millonarios tiene ese poder, el poder de alegrarnos e ilusionarnos. Tiene el poder de construir y meternos en una burbuja en donde nada más nos importa, en donde todo lo demás se olvida. Tiene la magia que hace que nos aislemos por noventa minutos de todo, que creemos un universo paralelo donde todo es azul y blanco. Millonarios es ese espacio de tiempo dónde todas las energías, la ansiedad, esperanza y voluntad, tienen la camiseta puesta y el escudo en el pecho.  

No será fácil acostumbrarnos a la distancia sin desesperarnos por acompañar al equipo como siempre lo hemos hecho, pienso que ese es nuestro reto principal. Sin embargo, es la prueba de fuego al amor que profesamos y que juramos siempre defender. Un amor que no ha conocido límites, juicios, distancia, condiciones, edades, tiempo ni resultados. Un amor que hoy más que nunca debe permanecer intacto para impulsar nuestra devoción y nuestro sentimiento. Es un amor de valientes, un amor que no le cabe a cualquiera en el corazón, un amor que hay que vivirlo para entenderlo; un amor que nunca fue para cobardes.

Que Millonarios de ahora en adelante sea, además, un motivo para seguir cuidándonos y cuidando a los nuestros. Que el regreso al Campín y a las tribunas sea una razón más para protegernos de cualquier situación con el anhelo de volver a vernos todos. Que haber gritado el golazo del sábado sea una razón suficiente para entender que también depende de nosotros poder volver a estar unidos y poder disfrutar todo lo que Millonarios nos entrega.

Seamos valientes y enfrentemos la distancia con la ilusión de que vamos a volver más fuertes, tengamos el corazón enorme palpitando incondicionalmente y guardemos toda nuestra mejor energía para trabajar cada día, en seguir apoyando a Millonarios, a su hinchada, a Las Embajadoras, al equipo masculino, a las inferiores, al club.

¡Prometimos siempre estar porque siempre hay un regreso!

@LauraGuaqueta

Deje una respuesta