Uno a Uno, Santa Fe 1 Millonarios 0 – Fecha 10 Liga Águila 2019-II

La derrota, el resultado en sí, no es lo que me preocupa: es la forma en la que Millonarios lució impotente, superado y sin ideas. Esas falencias sí que me preocupan. Podemos ganar, soplar y hacer botellas al partido siguiente, ese sería el escenario ideal. Me quiero aferrar a que fue un susto express y que, con la mano de Pinto, el equipo levante cabeza y demuestra sus credenciales. Este es el uno a uno de nuestros jugadores. 

  • Titulares:

Jefferson Martínez: 6,0 – En general en el partido solo hubo tres disparos con peligro al arco, todos de Santa Fe, y uno de ellos fue gol, en la cual no siento que tenga complicidad: salió para achicarle el ángulo a Maicol Balanta y, lastimosamente, no se pudo encontrar con el balón.       

Felipe Román: 4,5 – Muy inseguro por la banda derecha. Realmente fue muy poco lo que se pudo proyectar y, además, cometió bastantes faltas. En sus gestos era evidente la frustración por las pérdidas constantes de balón.  

Deivy Balanta: 5,0 – Una de las grandes falencias es cuando le juegan a la espalda, situaciones en las que no reacciona con rapidez y permite las constantes diagonales de los rivales. Un apartado en el que puede mejorar es saliendo claro con el balón, ya que tiende a pelotear en vez de priorizar un pase seguro en campo propio. 

Luis Payares: 6,0 – En los dos partidos que ha podido estar desde su retorno, está claro que debe ser uno de los centrales titulares, bien sea acompañado con Rambal o Bréiner Paz. Las deficiencias colectivos no le facilitaron la labor, y solía padecer ante la presión de Santa Fe, pero estuvo correcto en medio del embudo.     

Felipe Banguero: 4,5 – Su mayor fortaleza es en defensa, marcando la posición de los volantes externos. En el gol de Santa Fe, Maicol Balanta le ganó claramente la espalda y en velocidad se vio comprometido para alcanzarlo. En el resto del partido no estuvo acertado en la toma de decisiones, pues no pudo salir limpio con el balón.  

Jhon Duque: 6,5 – LA FIGURA DE LA CANCHA. Dentro de sus funciones de marca, fue importante para recuperar el balón. El tema es que Millonarios, al recuperar el balón, no supo cómo atacar ni administrar esa posesión. Por momentos Duque era el único hombre en la zona medular, y pese a padecer de superioridad numérica Jhon Velásquez y Daniel Giraldo, impidió que Santa Fe llegara con mucha más facilidad a campo albiazul.  

Felipe Jaramillo: 5,5 – Fue uno de los sacrificados de la jornada… Ante la impotencia de no poder progresar con el balón, tendía a subir demasiado para intentar ayudar a los volantes ofensivos, pero claro, en esa tarea dejaba descubierto el mediocampo ante las transiciones rápidas de Santa Fe.

Juan David Pérez: 6,0 – Si la tocó más de 10 veces en todo el partido fue mucho. Pero ojo: no por su incapacidad individual de administrar bien la pelota, sino por las deficiencias colectivas que le impidieron aparecer en el partido. Pérez recibía la pelota y no encontraba un socio en el mediocampo. Santa Fe sabía esto de sobra y le realizaba doblajes en marca para despojarlo de la pelota. 

Juan Camilo Salazar: 4,0 – No fue el conductor que el equipo necesitaba. Muy perdido entre los volantes de marca de Santa Fe y tampoco se mostraba a sus compañeros: parecía que flotara sin una función concreta. Tiene mucha calidad, eso ya nos lo demostró en su primera etapa con Millonarios, pero los seis meses que no jugó en Argentina le han pesado bastante. Y quedó más que demostrado que sin un “10” o enganche, a Millonarios le cuesta demasiado generar fútbol.  

Hansel Zapata: 6,0 – Otro damnificado de la jornada. No había quién le transportara la pelota, por lo que tendía a encarar los rivales y, tarde o temprano, terminaba perdiendo la pelota ante la dura presión ejercida por Santa Fe. Tampoco desbordar fue una opción, pues Arango permanecía más tiempo abajo intentando buscar la pelota que ubicándose en el área grande de los cardenales.    

Cristian Arango: 5,5 – Como recién mencioné en el apartado de Hansel, Arango, al no recibir la pelota, se convirtió en un volante más que intentaba generar fútbol para el equipo. Y eso está bien, que el delantero se sacrifique. Pero su trabajo como pívot no fue muy eficiente y tendía a demorarse transportando el balón.    

  • Suplentes:

Fabián González: 6,0 – Con su ingreso Pinto sacó a Salazar para intentar plantear un 4-4-2 mucho más sólido en la mitad de la cancha. El equipo empezó a tener mayor posesión de balón, no obstante, le faltó profundidad para transformar esa tenencia en oportunidades de gol. Lasso por ahí tuvo alguna que otra escaramuza en el área de Santa Fe, pero poco más.      

Eliser Quiñones: 6,0 – Su mayor especialidad: los tiros de larga distancia, no pudo ser utilizada ante la densidad y el orden táctico de Santa Fe. 

Óscar Barreto: 6,0 – Barreto probó recortar hacia adentro en varias ocasiones para construir pequeñas sociedades con los interiores (Duque y Jaramillo). Y si bien esto ayudó a liberarse de los doblajes en marca de Santa Fe, no había forma de salir del adormecimiento general de Millonarios. 

**
CALIFICACIÓN GLOBAL: 5.53

@cramirezr98

Deje una respuesta