Uno a Uno, Peñarol 3 Millonarios 1 – Torneo Gigantes de América 2019

Avanza la pretemporada del embajador en Estados Unidos de cara al inicio de la Liga Águila 2019-2. Muchas cuestiones por corregir, pero a su vez enseñanzas importantes contra un histórico del fútbol uruguayo. Sin alarmas, con cabeza fría, que la campaña apenas comienza. Este es el uno a uno de nuestros jugadores.

Ramiro: 6,0 – Si bien es un buen portero, rendidor, evidenció problemas en el posicionamiento que lo complicaron en algunos acercamientos de Peñarol. En los goles no tuvo mayor complicidad.

Román: 6,5 – Como lateral neto: proyectándose y acompañando a los volantes en el tercio ofensivo, cumple, pero en las labores defensivas le cuesta. Importante trabajar la velocidad en el retroceso, pues se vio mal parado varias veces.

Paz: 5,5 – Sufrió en el mano a mano con los delanteros de Peñarol, especialmente con Gastón Rodríguez, quien marcó dos goles. Se entiende por la pretemporada, pues hay que ajustar la velocidad y temporizar en los movimientos.  

Rambal: 5,5 – Lució un tanto desordenado en la marca, ocasionando, al igual que Paz, faltas reiteradas que le valieron una tarjeta amarilla. En el segundo gol de Peñarol dudó entre aguantar al jugador o cortar el pase. Con el transcurrir de los partidos se recuperará, demostró que no le pesa la camiseta de Millonarios.

Banguero: 6,5 – Es más firme en la marca que Román, por ejemplo. Y si bien, siguiendo esa premisa, Peñarol no atacó con tanto peligro por su sector, en el retroceso también quedaba mal parado con las transiciones rápidas del equipo uruguayo.

Duque: 6,0 – La primera línea de volantes no estuvo muy ajustada en términos de presión sobre el contrario y de precisión en los pases. Duque no estuvo coordinado en los escalonamientos junto con Carrillo, por lo que quedaba en inferioridad numérica respecto a los volantes de Peñarol. Una mala entrega suya en salida ocasionaría, a priori, el segundo gol de los ´carboneros`, pilas ahí.   

Carrillo: 5,5 – La vara con Carrillo siempre va a ser alta por la calidad de jugador que es, y en muchos pasajes del partido deambuló en el mediocampo sin una función clara. Tiene que mostrarse mucho más a sus compañeros, él es una pieza clave en la salida limpia del equipo.

Juan David Pérez: 6,5 – Apareció en algunos tramos del partido a su estilo: encarando a los rivales y desbordando por velocidad (así llegó su asistencia para el único gol de Millonarios). Sin embargo, faltó finura en el control del balón.

Montoya: 6,5 – No estaba realizando un mal trabajo dentro del terreno de juego: toques de primera, afinadito con la pelota y colaborador con los volantes. Lastimosamente, se sintió de su rodilla izquierda pasados los 20 minutos de juego producto de un mal apoyo tras saltar en búsqueda del balón. Esperemos que no sea de gravedad (pudo salir caminando).

Macalister Silva: 6,0 – Comenzó jugando como volante abierto por izquierda —como lo hace naturalmente—, pero luego de la lesión de Montoya pasó a jugar de volante diez. Allí no logró desequilibrar con sus pases y con la conducción de la pelota. No es una posición a la que esté acostumbrado con Pinto.

González Lasso: 7,0 – Me gustaron sus movimientos sin la pelota: desmarcándose, haciendo diagonales y arrastrando las marcas. Con la pelota pivoteó, entró por momentos en el circuito ofensivo del equipo y, claro, marcó el gol. Al pasar los minutos fue perdiendo influencia, pues el mediocampo no lo estaba surtiendo de balones.

Suplentes:  

Eliser Quiñones: 6,5 – Entró por Montoya tras la lesión y tuvo buenos desbordes por la banda izquierda, sobretodo en el primer tiempo. La jugada del gol nace con un pase suyo entre líneas para Juan David Pérez, quien terminó por asistir a González.

Juan Moreno: 6,0 – El joven arquero azul cumplió cuando entró en el segundo tiempo.  En el tercer gol de Peñarol no fue culpable ya que representó un remate fuerte y ajustado al segundo palo gracias a la floja presión de Millonarios en las 16`50.

Jair Palacios: 6,0 – Millonarios recuperó la solidez defensiva luego de la tercera anotación de Peñarol. Palacios se proyectó muy poco, pero estuvo seguro en la línea defensiva.

Felipe Jaramillo: 7,0 – LA FIGURA DE LA CANCHA. Con su ingreso el embajador incrementó, en gran medida, la posesión de la pelota, los pases progresivos y la salida clara desde el segundo cuarto de cancha. Un mediocampista muy completo que le vendrá muy bien al equipo cuando esté al 100%.

Stiven Vega: 6.0 – Ingresó por Carrillo, que no había tenido un buen partido. Refrescó la zona medular y ajustó en marca para que el equipo no quedara mal parado en tres cuartos de cancha.

Omar Bertel: 6,0 – Bertel es otra flecha por el costado izquierdo. En la segunda etapa el equipo no recurrió mucho a sus servicios, pues, cuando Eliser pasó a jugar por la banda derecha, se priorizó ese sector.

Óscar Barreto: 6,0 – Tuvo la tendencia a inclinarse como volante abierto por izquierda, donde buscó construir una sociedad ofensiva con Carlos López y Felipe Jaramillo.

Carlos López: 6,5 – Jugó como enganche, detrás de González Lasso. Probó desde media distancia e incluso tuvo un tiro libre que pasó muy cerca del arco custodiado por Adriano Freitas.

**Calificación global: 6,18

@cramirezr98

Deje una respuesta