Uno a uno, Atlético Huila 1 Millonarios 1 – Fecha 5 Liga Águila 2019-II

Luego de la insistencia, el equipo no se va con las manos vacías, que habría sido injusto acorde a la mejoría en el segundo tiempo. En el ambiente queda un sabor agridulce, pues no cabe duda de que los tres puntos eran muy logrables. Y nace una nueva pregunta: ¿Por qué cuestan tanto los primeros tiempos?: de los seis partidos en esta temporada, en cuatro se inició perdiendo. Ahí se las dejo. Este es el uno a uno de nuestros jugadores. 

  • Titulares:

Fariñez: 7,0 – LA FIGURA DEL PARTIDO. Para mí tuvo algo de complicidad en el gol del Huila, ya que termina dejando un rebote ante un tiro poco potente. Por lo demás… ¡sigue siendo Fariñez! Tapó, por lo menos, tres jugadas claras de gol, contando esa última sobre el minuto 90 con el partido 1-1 estirando el brazo izquierdo de manera impresionante a contra pie. ¡Arquerazos los que tenemos!

Palacios: 5,5 – Muy peleado con la pelota, discutiendo constantemente por la toma de decisiones del árbitro. Esto hacía que, por momentos, se desconectara del partido. Me gustó que intentó desbordar la banda en un par de ocasiones, pero no tuvo mucha finura con los centros. El debutante Brayan Moreno le sobrepasó con facilidad.

Paz: 6,0 – En el gol huilense también tiene algo de culpa, ya que no persigue la marca de Ómar Duarte, dejándolo realizar la diagonal y posteriormente disparar al borde del área pequeña. Esa fue su radiografía en el transcurso del primer tiempo: dubitativo respecto a interceptar o no la pelota. En los segundos 45 minutos estuvo correcto.

Rambal: 6,0 – Al igual que Paz, el segundo tiempo lo salvó de haberse rajado, puesto que, junto con el crecimiento colectivo, la defensa lució mejor parada sobre el terreno de juego: presionando en la mitad de la cancha y robando la pelota varias veces. Destaco que, cuando Bertel no bajaba con rapidez por la banda izquierda, este realizaba coberturas oportunas. 

Bertel: 5,5 – ¡Muy bala! Cuando sube se le olvida que tiene que cumplir una función defensiva también. ¡Esa es la labor compartida de los laterales! Valoro un montón que desborde varias veces por la banda, pero así mismo esperaría que bajara para cubrir su posición con el fin de que no le hagan un 2-1 (superioridad numérica) a Rambal por ese sector.    

Jaramillo: 6,0 – Necesito más del viejo Jaramillo: esos pases entre líneas que rompían el medio campo del rival, los cambios de orientación que le brindaban profundidad al equipo, y mucha llegada a posiciones de gol. Esto último lo intentó cumplir en cierta medida por los remates de media distancia.

Carrillo: 7,0 – Buen trabajo en la primera línea de volantes. Corrió, peleó, quitó el balón y por ahí la tuvo de cabeza, una especialidad en su repertorio pese a sus 1,79 m de estatura. Lástima que no tuviera la precisión suficiente para mandarla a guardar. No obstante, y en medio de sus posibilidades, fue un mediocampista íntegro y sobretodo constante en el partido. ¿El resultado! La asistencia en el gol.  

Zapata: 5,5 – Muy lejos de sus compañeros, sin realmente gravitar en el partido. Igual que con Palacios lo vi peleando demasiado con el árbitro y por momentos descoordinado respecto a sus compañeros en los movimientos y en los pases. Sabemos que tiene chispazos de magia, acompañadas de jugadas individuales, pero hoy no fue.

Salazar: 6,5 – De lo mejorcito en medio del pobre primer tiempo de Millonarios. Él se inició en el fútbol como volante 10, y por momentos demostró personalidad y muy veloz en la toma de decisiones. Luego de que recibiera el golpe en el tobillo fue mermando su participación y terminó saliendo lesionado antes de finalizar el los 45 minutos inciales.

Barreto: 7,0 – Un partido muy destacado de este muchacho, muy resistido dentro de la afición. Muchos tuiteros, necios, discutían el porqué era titular e iba a cumplir los 90 minutos: ¡la realidad era que estaba haciendo un buen trabajo! Su sacrificio, aporte en defensa e integridad son calificativos suficientes para ponerlo dentro de lo mejor en este partido.    

Arango: 6,0 – Flotó demasiado en el último cuarto de cancha y no encontró formas de asociarse con los volantes. Faltó algo efectividad en sus movimientos dentro del área grande para desmarcarse de los centrales. Entiendo hasta cierto punto que a veces no le llegue la pelota y que se vea obligado a bajar con frecuencia para recibirla. 

  • Suplentes:

Silva: 6,0 – Creo que su gran pecado es que se apresura al momento de pasar el balón, aspecto que ocasiona la pérdida de la pelota. Y también que, cuando tiene posibilidad de rematar al arco, opta por realizar un pase aún sabiendo que su remate de media y corta distancia es de gran factura.  

Pérez: 7,0 – Ansias de revancha y de reivindicación consigo mismo; el partido pasado contra Medellín fue particularmente estresante y flojo para él. Por ello, el hecho de convertir un gol que se veía tan embolatado porque el Huila casi que puso sus once jugadores a defender, es un gran premio. ¡Chapeau, Juan David!

José Ortiz: 6,5 – ¡En los minutos que entró tuvo el gol para un debut soñado! Sus 1,87 m de estatura sirvieron bastante para aguantar la pelota de espaldas y abrirse espacio entre los centrales. Hay que entender el contexto: llegó hace tan solo unos días, entrenó viernes y sábado, y Pinto lo puso a debutar. ¡Muy express el tema!    

**
CALIFICACIÓN GLOBAL: 6,25

@cramirezr98

Deje una respuesta