Una exigencia histórica

Muchachas:

Yo no debo decirlo, ustedes lo saben y se lo que quieren con todas sus fuerzas, pero lo diré como un reclamo y una oración al universo; el domingo hay que ganar y no hay otra opción, la historia lo exige. Aunque la misión no es nada fácil, van a enfrentarse a un estadio contaminado, hostil, pero no se sientan solas, ni por un momento, ustedes llevan el escudo más importante de este país y no solo Bogotá esta esperando celebrar, es un país en vilo.

Los clásicos están para ganarlos y, a pesar que hasta ahora el saldo no es nada favorable, a pesar de que se han dejado la piel por ganarlos, la suerte ha acompañado a las vecinas. Recuerden que tienen que exigirse el doble porque no podemos permitirnos perder, fuera de la exigencia historia que conocen muy bien, están ustedes, con ese corazón de hinchas que les ve en cada partido, en cada pelota, en Sharon Ramírez con la hinchada de oriental tomando el escudo y besándolo.

Jueguen con ese corazón de hinchas, jueguen con destreza e inteligencia, pero con pasión pensando en nosotros. Puede que no nos vean, dada la situación del equipo rival no se permite el ingreso de hinchada visitante, pero ahí estaremos, en sus piernas, en el corazón que les retumba contra el pecho. Cuando sientan cansancio recuerden cuando su lugar era la tribuna, recuerden como cantaban y las ganas de vencer, salgan a ganar como sea, pero siendo Millonarios.

Este partido es una de esas bisagras históricas. En décadas, posiblemente, se hable de este domingo muchas veces y hay que pensar como queremos que nos recuerde la historia; pase lo que pase el domingo ustedes se han ganado nuestra admiración, siempre tendré en mi retina las ganas y la cantidad de amor que le han puesto a esta camiseta, han entendido el peso tan grande que tiene llevarla, siempre serán históricas.  

Tienen el corazón de una hinchada que se han ganado a pulso que, partido a partido, va creyendo más en ustedes. Esta es una hinchada que nunca ha sido fácil de impresionar y cuya confianza cuesta ganar, sin embargo, ya que son unas hinchas que, en su mayoría, saben que representa llevar este escudo, para ellos son su familia, su ciudad, su tradición y ese fuego del que apenas empieza a jugar lo entienden. Ustedes no juegan solo por un resultado si no por todos nosotros, nos están representando, personifican el infinito amor por estos colores.

Todos hemos soñado o fantaseado con estar en sus zapatos, jugar y defender estos colores. Ustedes lo hacen porque se lo han ganado a punta de talento y el doble de esfuerzo, ya estamos orgullosos de ustedes, pero ahora queremos verlas en lo alto. Lleven ese principio de amor por estos colores en cada jugada y el domingo los hinchas de Santa Fe solo llevaran el odio hacia nosotros, pero como dijo alguna vez un gran técnico, nosotros nos manejamos distinto. Nosotros no escondemos el balón, no hacemos tiempo, no nos tiramos al suelo de forma innecesaria y, sobre todo, los hinchas rivales no nos interesan, solo luchamos por este escudo, de ganar será porque aquí solo queremos la camiseta.

VAMOS EMBAJADORAS.

Valentina Cadosch

@Cadosch12

Deje una respuesta