UCI en Suramérica

Millonarios quedó al borde de la eliminación de Copa Libertadores y con opciones limitadas al triunfo en Brasil, para seguir en Copa Sudamericana; en cuidados intensivos para seguir en su participación internacional. Volvieron la entrega, actitud y orden pero sin la mínima idea de que hacer con la pelota.

En el primer tiempo el balón fue azul pero las opciones rojas. Con pelota quieta, Independiente se arrimó lo suficiente para sacar a Fariñez como la figura del partido. Un remate de Matías De los Santos, de aceptable presentación, dio a Millonarios su única chance en la primera etapa.

Para la segunda parte, las ganas siguieron y en una jugada confusa del recién ingresado Huérfano, de MUY flojo partido, hizo que el defensa argentino cometiera penal. El capitán Andrés Cadavid anotó el gol que le daba la ventaja a los embajadores.

Luego, increíblemente, Millonarios no le da trámite al partido, sino que entra en el ritmo de Independiente que buscaba el empate. Salazar y Ayron tuvieron el segundo gol, pero fue Gigliotti quien en una contra fulminante venció a Fariñez.

En adelante todo fue desespero, todo fue pelotazo y todo fue desorden. Fariñez salvó de la derrota a Millonarios y Ayron Del Valle, de flojo partido, desperdició una chance clara finalizando el partido.

Mucho trabajo les espera a Gustavo Serpa y Enrique Camacho. Estos jóvenes que jugaron hoy merecen que lleguen más refuerzos que les ayuden a conseguir los objetivos. Muchísimo trabajo señores directivos, muchísimo.

@maugor

Mauricio Gordillo

Deje una respuesta