“Si uno se sacrifica tarde o temprano tiene su recompensa” Ovelar

Roberto Ovelar, delantero de Millonarios, habló para el programa “El Alargue” de Caracol radio del buen momento que atraviesa el equipo. “El equipo va en mejoría, trato de aportar cuando no llegan los goles, pero necesitaba marcar porque venía haciendo bien la tarea. En Palmaseca tuve la oportunidad y se me escapó. Estoy contento con el equipo, el rendimiento de cada jugador y en lo personal también.”

Roberto viene de una racha en la que los goles no aparecían y para él lo más importante es trabajar hasta que las cosas se den. “Acá no hay otra cosa que trabajar y tener la plena confianza de que la cosa va a salir tarde o temprano. Hoy por hoy jugamos un futbol con más tenencia de pelota y eso nos ayuda mucho. Si uno se sacrifica tarde o temprano tiene su recompensa”.

También se refirió al penalti que le pitaron frente al Deportivo Cali que fue foco de polémicas. “Efectivamente me toca el central sin querer, pero en plena carrera obviamente me toca y me desequilibra, la pierna izquierda de él impacta en la pierna derecha mía. Se ve claramente que el me choca y obviamente yo iba en carrera. Eso es penal aquí y en la China, aunque digan lo contrario”.

En cuanto a lo mucho que ha influido en él la llegada del profesor Pinto a Millonarios dijo: “El profe Jorge Luis fue como una luz para mí porque estábamos en una situación donde no nos salían las cosas. Y a mí, en lo personal, me ayudó mucho, darme la confianza y yo le estoy respondiendo, ojalá poder marcar mas goles con él porque yo creo que la confianza para un jugador lo es todo”.

Finalizando, Roberto contó que en el partido contra Unión Magdalena se percató de una emergencia que tuvo un hincha en el estadio, preguntó y fue a visitarlo al hospital. “Cuando estábamos jugando, yo miro hacia la tribuna y veo a un chico que lo lleva un paramédico y cuando se terminó el partido yo pregunté qué le había pasado. Y era un chico que tiene como 23 años y le detectaron un tumor en la cabeza, entonces me fui a visitarlo al día siguiente, el estaba en el hospital. Después en cirugía, hoy hablé con su mamá y que está estable. El chico se sintió muy sorprendido cuando yo fui llegando, yo le dije a su mamá que no le dijera que yo lo visitaba. Y cuando llegué el chico empezó a llorar porque no se lo esperaba, no tenía como expresarse. Estoy contento por que el chico ya está mejor y fue una labor del jefe de prensa de Millos, también muy importante para poder dar con él.”.

@c8benavides

Deje una respuesta