Relación rota

Hay un pacto que firmamos el plantel de Millonarios y los hinchas cada que un semestre nuevo comienza: ellos van a dejarlo todo en la cancha y nosotros los vamos a apoyar partido a partido. Cuando alguna de las partes incumple su parte, como consecuencia la otra parte lo hace igual; Millonarios no sale a dejarlo todo y sus hinchas no lo acompañan.

¿Cómo podemos confiar en jugadores que en partidos importantes no actúan con amor a la camiseta? Son tibios en los momentos que el hincha les suplica que estén para él, los jugadores deben entender que la derrota no es a quien no soportamos, es esa manera de perder con tanta displicencia. El hincha no tiene medias tintas, el hincha va y entrega su corazón, les deja la garganta y deja toda su vida para ir a verlos; no soporta las cosas a medias.

El ambiente que se respira en Millonarios en nocivo desde la hinchada y el equipo, estamos en un tire y afloje; ellos no dan lo que tienen que dar y el hincha se aburre, le molesta ir a un estadio que pierde el color y, más importante, que perdió calor. No se trata tanto de llenar o no el estadio, se trata de esa relación quebrada con el hincha, de jugadores que pierden el pase a la final y salen para el camerino, no explican nada, cuando el hincha todo lo que pide a cambio de volarse de su oficina es una explicación, una palabra de aliento.

Nosotros damos mucho y terminamos recibiendo muy poco, nosotros estuvimos llenando nuestro pedazo tribuna para que ellos salieran a caminar contra nuestro rival de patio, sin acercarse al hincha al menos aplaudir al terminar. No reconocen nada del hincha y los esfuerzos que hace.

El club tiene que sentarse a mirar seriamente que fútbol quiere jugar y cuál es su relación con su hinchada. Si nos quieren mirar como clientes tienen que montarse una mejor forma de vender su producto, si nos quieren ver como hinchas no basta un programa que nos diga que somos dorados; demuestren que quieren estar aquí, si no, la puerta siempre está abierta porque el fervor y la pasión, que por definición tiene el hincha de Millonarios, la están matando con tanta restricción.

Defiendan la definición que tiene el hincha del club y, tal vez, cuando los hinchas sienten que hacen cosas por ellos, por mejorar su club, la asistencia al estadio no será ningún problema. Esto se compone con fiesta en las tribunas, con jugadores que salgan a ganar, que miren al hincha y le hablen, que reconozcan que sin ellos nada de esto tiene valor.

Millonarios tiene sentido y valor por sus hinchas, no por sus títulos. ¿Qué es una jodida copa sin la hinchada? Un trozo de metal tomando polvo en una vitrina. ¿Qué es una victoria sin el hincha? Unos tontos puntos imaginarios, en una imaginaria tabla, números. ¿Qué son los jugadores sin el hincha? Unos tipos con un uniforme azul que no representa nada, bien podría ser rojo, verde o morado; sin el hincha no existe el fútbol, solo existen unos toques sin valor sobre una pelota. Cuando el jugador y el dirigente de Millonarios lo entiendan es que volveremos a unirnos. Eso que «a una sola voz, todos unidos podemos» no debería ser un verso, debería ser un credo.

¿Quieren al hincha en el estadio? Hagan que se sienta cómodo que con él no necesitan ningunos parlantes, permitan que se exprese, aplaúdanlo, pero, sobre todo, dejen todo en la cancha, en el mercado de fichajes, porque vestir de azul es algo que debe ser reservado para los mejores, no para cualquiera, como unos que vienen y no sienten el privilegio que es de poder luchar por el amor de esta hinchada.

@Cadosch12

Valentina Cadosch

Comments (2)

  1. la esecia del futbol es el hincha

  2. Héctor René

    Muy cierto ya no respetan ni esa camisa que es la más grande y menos al hincha, parece que no les importa. Pechifrios

Deje una respuesta