Millonarios unido

Desde su comienzo, el lema de nuestra página, LosMillonarios.net, ha sido el siguiente: “¡Glorioso por su historia, gigante por su gente!”. Tenemos claro que Millonarios es su equipo, lo inmenso de su nombre y títulos ganados; sin embargo, nada de esto sería tan grandioso, sin el aliento irrestricto de quienes hemos apoyado como hinchas al club embajador por más de 70 años. Todas las páginas gloriosas están escritas por la unión de jugadores y cuerpo técnico, directivos e hinchada.

Hoy, ad portas de un partido que nos pondría muy cerca de otra final, comentarios irresponsables, con intereses aun no claros, buscan indisponer a los hinchas creando mantos de duda sobre una de nuestras barras populares, los Comandos Azules. Ni más faltaba que, en su ejercicio periodístico, quienes denunciaron complots para herir económicamente a la institución, revelaran sus fuentes de información; pero, tampoco es bien visto que no confrontaran a las barras ante la gravedad de las acusaciones. Además, con algo de cinismo, caricaturizaron la protesta ante los directivos, por los elevados precios de las boletas en finales y otros temas.

Comandos Azules tiene derecho a pedir un trato igualitario en el tema de los abonos semestrales. Seguimos sin entender por qué solo a quienes ingresan a la lateral sur les es exigido el tema del enrolamiento, que, hasta hoy, no ha servido para más que tener un documento que entregar en alguna portería. El aumento porcentual de la boletería no es alto, pero sí el precio promedio de una popular y el del resto de tribunas con otras plazas. La estrategia de “pocos hinchas, pero pagar los costos fijos del estadio”, está salvando el riesgo económico, pero está acabando paulatinamente a los hinchas que van al estadio. Necesitamos un Millonarios incluyente, que no invite tácitamente con sus precios a un solo sector de la hinchada.

Temas como el de la lateral norte, no deben ser obstáculos para que las barras populares y los directivos de Millonarios se sienten y conversen sobre estos validos reclamos. Todos los hinchas repudiamos la violencia y queremos seguir la corriente del país, de sentarse a negociar en medio de nuestras diferencias, para buscar consensos y vivir un fútbol en paz.

Como lo expresaron los líderes de Comandos Azules, frente al Pasto tenemos que asistir y apoyar al profesor Pinto y sus jugadores, en paz, en familia, todos jalando para el mismo lado, todos pensando y soñando en levantar una nueva estrella; todos rompiéndonos la garganta para respaldar a los once guerreros que buscan llevarnos a una nueva final.

Un estadio sin violencia, un Millonarios para todos, un Millonarios unido.

@maugor

Deje una respuesta