Despacio que vamos de afán

Segunda prueba de Millonarios al mando de Alberto Gamero. Por la segunda fecha del torneo ESPN, hubo clásico capitalino donde los embajadores se impusieron por 3 goles a 1. Un equipo más prolijo en ataque, con un esquema de juego nuevo, algunos niveles que siguen en alza y los errores fueron conjurados bien.

Wuilker siendo ese gato en el arco que vimos en 2018 y salvo un par de oportunidades. Elvis Perlaza salió más y fue importante en marca, Banguero sigue en deuda, sobre todo en ataque y los centrales cada vez se complementan mejor. Juan Pablo Vargas hace bien controlando y dándole claridad en la salida a Millonarios; Luciano Ospina más práctico, pero seguro.

Con el cambio de esquema, de un 4-3-3 a un 4-2-3-1, hizo que Duque y Pereira fueran más proclives a marcar que a atacar. Pereira lució mucho más tranquilo y suelto con la pelota, mientras que Duque fue el sostén y primer pase de Millonarios. Fueron seguros y ordenados. David Silva estuvo en todo el frente de ataque manejando los hilos del ataque azul. El bogotano está mostrando un buen nivel al comienzo de año y, en posición de 10 clásico, fue la figura de la cancha.

Hansel Zapata mejoró respecto al partido frente a América, aunque el falta confianza para centrar de primera. Ayron del Valle, el goleador, luchó por la derecha y siempre fue peligroso; finalmente el “tico” Ortiz corrió toda la cancha y definió de gran manera la que le puso su compatriota.

Se nota el trabajo y que la idea empieza a tomar forma. El camino es muy largo aún, pero hay señas que se puede conseguir un equipo. No serán muchos nombres, pero si muchos hombres que le tienen que responder a la hinchada y al profesor Gamero. Despacio que vamos de afán.

@maugor

Deje una respuesta