Cuando llama la historia

La historia es una dama esquiva, difícil de entender, los caminos que toman se escapan a la razón muchas veces, pero ella es caprichosa y elige a unos pocos y de vez en cuando se acuerda de sus elegidos. La historia ha llamado muchas veces a la puerta de Millonarios, en su fundación, en el 48 con la huelga de futbolistas argentinos, el tetra campeonato de los 60, ganarle al Real Madrid, alguna vez el universo se ha alineado para mirar a Millonarios a la cara; justo ahora parece que la historia se ha acordado de uno de sus elegidos.

En este momento la historia vuelve a llamar la puerta de Millonarios, los planetas o lo que sea, se han alineado para otorgarle un momento único. La coincidencia tremenda de tener unos jóvenes talentosos nacidos en sus entrañas y jugadores experimentados que darían todo por hacer parte de esas páginas doradas. Ahora que todo parece estar de su lado y el viento sopla a favor, depende de tener un poco de suerte y ser consciente que momentos como estos no se repiten.

No solo es el momento propicio para un campeonato, define muchas más cosas esta llamada histórica, este puede ser el punto bisagra en que la dirigencia entienda que Millonarios solo merece paginas doradas y para poder escribirlas hay que invertir en un proyecto y en llevar a Millonarios al nivel que su historia merece, son estos instantes los que definen la historia de un club.

Este puede ser el momento para que Millonarios pare de vagar y tropezar en una bruma espesa y  edifique algo importante, trascendente, como Senior que construyó algo que incluso sobrevivió a su muerte. El momento que consiga esos objetivos importantes que le han sido tan esquivos y es gratificante que este momento tan importante esté en manos de jugadores que sienten la camiseta y la entienden. Quizás si se hacen las cosas bien, en 10 o 15 años podamos mirar hacia atrás y pensar que aquí fue que cambió todo, aquí nos dimos cuenta de nuestro potencial, nuestra valía y el futuro brillante que nos espera.

Y los hinchas no tenemos nada que hacer más que disfrutarlo, unirnos porque se necesita el apoyo y el amor suficiente para sustentar tanta ilusión, tanta fe y tanta energía. Debemos ser el pegamento que une esas puntas, seguir exigiendo, nos merecemos un equipo como el que nos contaban nuestros abuelos, Millonarios necesita encontrarse consigo mismo, pero al menos ya está mirando a su propio reflejo.

Jugadores y cuerpo técnico, en sus manos no solo está el año 2021, en sus manos esta dejar marcado su nombre para siempre, la historia susurra su nombre por las calles de Bogotá y lo grita en el Campín, los está mirando a los ojos y les pregunta ¿Qué vas a hacer hombre?

Los miles de corazones suspendidos en el aire llenos de ilusión son una responsabilidad muy grande porque la historia no perdona a los cobardes, los que no arriesgan, ahora hay que agrandarse y sacarse todos los miedos, trabajar más duro, en esta fabulosa coincidencia histórica que tenemos el placer de compartir. La camiseta es pesada, tiene mucha historia, muchos ojos mirando, pero ahora que parece que todo el universo mira hacia aquí, hay que lucirse.

Hora de hacer historia, Millonarios

Valentina Cadosch

@Cadosch12


Deje una respuesta