Aquel 14 de Julio 

Fundar a este equipo no debió ser nada fácil, convencer a la gente que le creyera, para posteriormente enamorarse de él, tampoco fue una tarea simple. Por eso la tarde del domingo fue tan especial, un día que quedará grabado en la memoria de la historia, quizás en 20 o 30 años miremos hacia allá con el orgullo de haber presenciado un momento irrepetible.

El debut del equipo femenino en la Liga Profesional estará en nuestras páginas doradas junto aquella tarde del 15 de agosto de 1948, cuando Millonarios debutó en el profesionalismo. Este tipo de ocasiones solo suceden una vez en la vida y el nombre de Angie Castañeda quedará marcado para siempre en nuestra historia, una marca imborrable por sus dos goles; la historia dirá que Millonarios volvió a ganar en su debut como lo habíamos hecho 6-0 al Once Deportivo de Manizales.

Fuera de los datos y de las estadísticas que da la historia, que de por si esto ya es emocionante, esta tarde era una cita pendiente que teníamos. El mundo se dirige con mucha más fuerza hacia la igualdad y, aunque la primera vez que Millonarios tuvo su debut el estadio estaba a reventar, no era un equipo desconocido, ya había hecho giras, fue el equipo más ganador de la era amateur y uno de los precursores de la liga profesional,  fue hermoso verlas debutar en la cancha de la 57. El equipo femenino deberá ahora demostrar que sí merecen el escudo con tanta historia que portan, la tarea es monumental, 73 años después, con una hinchada que no confía fácil y en este momento herida.

Demostraron que tienen con que ganar, con que dar espectáculo, y fue un momento que guardaré en mi memoria toda la vida. El verlas allí defendiendo estos colores, como quizás muchas de nosotras soñamos alguna vez mientras nos enamoramos de este escudo, como mi yo de hace 18 años con una camisa inmensa y aquella pantaloneta blanca y un balón con el escudo, nunca imaginó que sería un sueño viable. Gracias a  ustedes que nunca dejaron de soñar y allí estuvieron en el Campín haciendo retumbar el eco de la historia.

Los hinchas llegarán y no tardarán tanto porque cuentan con una hinchada fiel, solo que nos cuesta creer a veces. Se debe seguir mostrando el coraje y las ganas, y la hinchada embajadora se enamorará del proyecto y nos tendrán cantando y alentando, todo es cuestión de tiempo. Hace años ni siquiera vimos posible que ese momento llegaría, hay que ganar como tradicionalmente lo hemos hecho, poner en alto este escudo y la gloria será inevitable.

En mis pupilas siempre quedará este día como, para mi abuelo, quedó para siempre ese 15 de agosto, lo saborearé cuando ustedes ganen, cuando este equipo traiga los títulos y, quizás, cuando envejezca repita una y otra vez que las puede ver en su primer partido, que fue en El Campín, bajo un sol asfixiante. La pierna de Castañeda siempre me transportará a mis 20; estas mujeres no hicieron otra cosa que marcar nuestras vidas para siempre.

@Cadosch12

VAMOS EMBAJADORAS.

 

 

Deje una respuesta